Hágalo-usted-mismo: la revolución industrial que se acerca : CDDA : Publications
 
 
Center for Democracy and
Development in the Americas
 
Home About Us Board Publications Programs Documents Events Contact us

Publications


     SHARE    twitter    facebook      
Hágalo-usted-mismo: la revolución industrial que se acerca
07 October 2013
Hágalo-usted-mismo: la revolución industrial que se acerca

Gracias a software de diseño de punta y las más avanzadas cortadoras láser computarizadas, así como las impresoras 3D y otras máquinas de manufactura, los diseñadores e inventores están tornando sus ideas en realidad y llevándolas al mercado mucho más pronto y por un costo más bajo de lo que había sido posible.

Enviar diseños digitales por internet a microfábricas reduce los costos, el desperdicio y acorta las cadenas de suministro.

Y los objetos que se están produciendo no son sólo las tradicionales artesanías en plástico y madera sino dispositivos de alta tecnología e inventos que se están vendiendo por millones -y que producen millones de dólares- en todo el mundo.

Un ejemplo es Square, otra superexitosa compañía del fundador de Twitter Jack Dorsey, que hace unos minilectores de tarjetas de pagos que se pueden conectar a teléfonos inteligentes o tabletas.

La firma compitió con la industria de la banca mercantil estadounidense y ahora está valuada en US$ 3.200 millones apenas dos años y medio después de haber salido al mercado.

El dispositivo Square fue creado en un taller comunitario en California.

El cofundador de Square, Jim McKelvey, hizo los prototipos para el dispositivo en un taller comunitario de Menlo, California.

Es uno de los varios lugares que ha fundado TechShop, pionero del movimiento hágalo-usted-mismo.

Los miembros pagan US$ 125 al mes para acceder a herramientas, maquinaria y programas de computador que valen más de un millón de dólares e incluyen máquinas de control numérico computarizadas, cortadoras láser, impresoras 3D, así como clases para aprender cómo usar toda la tecnología.

“Ganas acceso a un laboratorio de investigación personal por el equivalente de lo que cuesta una adicción al café”, señala el director ejecutivo de TechShop Mark Hatch.

Fundado en 2006 con fondos donados por inversores aficionados y fabricantes apasionados, TechShop tiene seis centros en EEUU, cada uno con alrededor de mil afiliados.

Y la compañía acaba de anunciar que se propone recaudar US$ 60 millones para financiar una expansión.

Usando programas para diseño 3D como el de Autodesk  “uno puede preparar todo el modelaje en el mundo virtual y hacerlo real”.

Según un estudio realizado por los analistas de la industria de la impresión 3D Wohlers Associates, las ventas de servicios y productos de “fabricación por adición” alcanzarán US$ 3.700 millones en 2015 y 10.800 millones en 2021.

“En 20 años, esta nueva revolución industrial va a tener un impacto mucho más grande que el que internet tuvo jamás“, pronostica Hatch.

“Estamos en el momento crítico en términos de la tecnología”, afirma Derek Elley, cofundador de Ponoko.com, un proveedor de servicios hágalo-usted-mismo.

100.000 diseñadores usan los servicios de Ponoko y han producido más de 300.000 productos en total, presume Elley. Hay cinco centros de manufactura en el mundo: Italia, Alemania, EEUU, Nueva Zelanda e Inglaterra.

Con la revolución hágalo-usted-mismo levantando vuelo, es posible que llegue el día en que los diseñadores sean tratados como estrellas de rock.

Fuente: Artículo original de Mathew Wall publicado en BBC Mundo

  
Back


twitter
facebook


HR 35
Americas 100
Cities in Action

IQLatino

 
 
1050 Connecticut Av NW, 10th Floor - Washington DC 20036

Time Server: 07/10/2022 11:29:26